Monitores de Estudio Baratos y Buenos: Los Mejores del 2019

monitores de estudio en home studio

Encontrar los mejores monitores de estudio económicos no tiene por qué ser difícil. Es por eso que nuestro equipo ha revisado los mejores monitores de estudio por debajo de los 300 euros para ahorrarte el trabajo duro.

Los monitores de estudio (también llamados monitores de referencia plana) son altavoces especialmente diseñados para ser utilizados en el entorno del estudio. Probablemente la mayor diferencia entre los altavoces de estudio y los altavoces normales es el nivel de precisión. Si eres un productor de música y estás escuchando una mezcla, necesitas estar muy seguro de cómo suena cada elemento, de lo contrario, tu trabajo no será fácil ni el resultado óptimo. Aquí es donde los monitores de referencia plana son útiles.

Son una pieza crucial del equipo de audio para muchos campos diferentes. Estos altavoces varían ampliamente en términos de precios, pero puedes encontrar fácilmente monitores de estudio baratos con buenas prestaciones. Las mejores marcas de equipos de audio tienen líneas bastante asequible. Aun si tienes un presupuesto limitado, seguramente habrá algo que se adapte a tus necesidades de reproducción de sonido de calidad. Veamos los mejores monitores de estudio económicos:

Dale vistazo: Nuestras 3 mejores selecciones 🏆


Los 6 mejores monitores de estudio económicos de 2019

KRK RP5G3 Rokit 5 Generación 3 - Amplificados

Este monitor de estudio de KRK proporciona una respuesta plana y clara de 35 kHz. El bajo de es un subwoofer compuesto de aramida de vidrio de alta calidad, de 5 pulgadas. Tiene múltiples tipos de entradas que lo hacen conectable con prácticamente cualquier fuente de audio. Dispone de las entradas RCA, cuarto de pulgada y XLR estándar.

En cuanto a la potencia, el sonido que produce te volará por los aires. El sonido biamplificado de 50 vatios ha minimizado la distorsión. A diferencia de muchos otros monitores, le permite un poco de personalización. Los ajustes de alta frecuencia permiten que el sistema suene como tu  quieras. SPL de 106dB, lo que debería ser suficiente para cualquier ambiente de trabajo. El Rokit 5 es un monitor de estudio barato y muy popular que ha sido elogiado por productores durante años.

Pros:
  • Calidad-Precio insuperable
  • Distorsión mínima
  • Múltiples entradas
  • Graves profundos y definidos

2. Mackie CR Series CR4 - 4" Creative Reference

El par de altavoces de estudio Mackie CR Series CR4 produce un sonido que vale mucho más que su precio. Es uno de esos productos en los que no tienes que pensarlo dos veces antes de comprar. El rango de frecuencia también es decentemente amplio, de 70 Hz a 20 kHz. Brinda bastante comodidad con múltiples características como la entrada auxiliar frontal o el control de volumen.

Son de alta calidad tanto en su fabricación como en su rendimiento. También tienen conectividad Bluetooth y muchos otros accesorios que hacen que estos monitores se puedan conectar con la mayoría de las fuentes de audio. Incluye múltiples tipos de cables y un par almohadillas de aislamiento. Pueden utilizarse fácilmente en cualquier entorno en el que se necesite un sonido de alta calidad. Y todo esto está disponible a un precio sorprendentemente bajo.

Pros:
  • Sonido de calidad
  • Facilidad de uso
  • Conectividad Bluetooth y aux para móviles o tabletas

Cons:
  • No tiene EQ
  • No tiene conexión Bluetooth ni USB

3. Edifier R1280T Monitores de Estudio Amplificados

Este producto de Edifier es de alta calidad y está fabricado con los componentes más modernos. En primer lugar, el sonido es exactamente lo que uno desea en un monitor de estudio: potente y claro. En segundo lugar, también añade muchas comodidades al proporcionar múltiples opciones de entrada, incluyendo una entrada auxiliar doble. Puedes conectar dos dispositivos vía aux al mismo tiempo. Además, funcionará con todos los dispositivos con doble salida RCA o salida de auriculares de 3,5 mm.

Estos monitores de estudio asequibles, ofrecen mayor control en tus mano con su mando a distancia. Puedes ajustar los graves, los agudos y el volumen sentado en tu sofá. Edifier es una marca muy popular, por lo que no cabe duda de la durabilidad de estos altavoces. Estos pueden ser unos monitores de estudio baratos, pero están diseñados para ser duraderos. Su acabado en madera los hace aún más elegantes y robustos.

Pros:
  • Mando a distancia
  • Excelente relación calidad-precio
  • Entradas duales, sin conmutación
  • Paneles frontales desmontables

Cons:
  • Leve distorsión en graves en alto volumen
  • Cable de alimentación fijo
  • Los EQ no cambian mucho el sonido

4. Monitor de Estudio JBL LSR305

JBL tiene una gran reputación cuando se trata de altavoces y no es conocida precisamente como una marca de bajo costo. Sin embargo, los monitores de estudio LSR305 es un producto increíblemente asequible que ofrece una alta calidad y un sonido fuerte. Es especialmente adecuado para la grabación, ya que ofrece una excelente definición en un rango bastante amplio. Otra gran cosa acerca de este monitor es que no tienes que estar del todo cerca para obtener una buena apreciación. Produce un sonido consistente en toda la sala.

No importa cuál sea la acústica de la sala, obtendrás un sonido neutro y fuerte. Si no estás muy seguro acerca de la acústica de tu sala de trabajo, estos monitores son los indicados para ti. Los monitores JBL son utilizados tanto por profesionales como por consumidores en general que desean disfrutar de la música u obtener un sonido perfecto con sus películas.

Pros:
  • Amigable con la acústica
  • Sonido detallado y plano
  • Rango amplio
  • Diseño elegante
  • Calidad-Precio increíble

Cons:
  • Algo de “Hum” en bajos
  • El peso

5. Monitor de Estudio Amplificado Yamaha HS5

El HS5 de Yamaha es potencia en monitoreo en todos los aspectos. Con un subwoofer de cono de calidad de 5 pulgadas y un tweeter de 1 pulgada. El rango de frecuencias también es bastante amplio, siendo la frecuencia más baja de 54 Hz y la más alta de 30 kHz. Cuando compras un producto Yamaha puedes estar seguro de la calidad.

Son amigables con la acústica, y tiene controles avanzados para las frecuencias altas. Acepta entradas XLR y TRS balanceadas y no balanceadas. Potencia de 45W LF y 25W HF, Bi Amp con 70W en total, lo cual es más que suficiente para la grabación y mezcla. Yamaha ha mejorado los transductores de su serie HS, consiguiendo una reproducción más precisa de la señal. Además, gracias a la tecnología de reducción de ruido, se obtiene un sonido muy claro.

Pros:
  • Bajos realmente neutros
  • Señales de sonido precisas y claras
  • Controles flexibles
  • Precio-Calidad bastante bueno

Cons:
  • Bajos insuficientes para salas amplias
  • Calibración limitada al poder del Amp

6. PreSonus Eris E4.5 Monitores de Estudio Activos de 2 Vías

Este par de monitores de estudio de 2 vías es la solución definitiva para frecuencias bajas y altas altamente amplificadas. Los transductores de Kevlar de 4.5 pulgadas manejan las bajas frecuencias y los transductores de cúpula de seda de 1 pulgada de baja densidad manejan las altas frecuencias, produciendo un sonido balanceado de alta calidad. La respuesta en frecuencia en este caso es de hasta 20 kHz, suficiente para la mayoría de los estudio y salas de trabajo.

Si te gusta controlar los contornos del sonido, este par de monitores de estudio te resultará perfecto. Es ideal para mezclar, ya que le permite aplanar la respuesta en frecuencia. Básicamente, obtienes todas las funciones que normalmente tendrías en un monitor de gama alta. No es tan barato como algunos de los otros productos de esta lista, pero las características que obtienes justifican el precio.

Pros:
  • Bi-Amplificación de 50 Watts
  • Bastante control
  • Sonido de alta calidad

Cons:
  • Woofers pequeños
  • Agrega color a ciertas frecuencias

Guía de compra: Cómo elegir los monitores de estudio adecuados para ti

Los monitores de estudios están presentes tanto en un estudio casero como en los estudios profesionales. Una gama muy variada de marcas y modelos está disponible en el mercado. En esta guía de compra, te ayudaremos a elegir respondiendo las preguntas más frecuentes.

1. ¿Por qué usar monitores de estudio?

Los monitores de estudio son altavoces que reproducen un sonido neutral. No están diseñados para mejorarlo dándole más calidez o precisión. De hecho, el sonido no debe ser coloreado cuando produces o mezclas música. Si el sonido es bueno con estos altavoces, también será bueno para otros sistemas de audio.

2. ¿Puedo usar mis monitores de estudio como altavoces convencionales?

Sí, pero quizás tu audiencia prefiera un sonido mejorado. También existen modelos de monitores de estudio que incorporan ecualizadores y otras opciones que los hacen mucho mas versátiles, sirviendo mejor para ambos propósitos. Ten cuidado, la mayoría de los modelos son activos, lo que significa que no puedes conectarlos a las salidas de “altavoz” de un amplificador.

3. ¿Altavoces activos o pasivos?

Para monitores de estudio pasivos, necesitarán un amplificador, mientras que en los monitores activos ya está integrado este sistema. Los monitores activos son los más fáciles de usar.

4. ¿Cuántas pulgadas?

El tamaño de los monitores de estudios se muestra en pulgadas, este es el formato de woofer. En general: cuanto más grande sea, mejor será el bajo, pero no te apresures a los a escoger los más grandes. Si tu estudio es de tamaño mediano, un modelo de 5 pulgadas será el más adecuado. Los woofers grandes requieren más espacio, de lo contrario los graves no serán neutros. Además, para un sonido neutro, los altavoces de 8 pulgadas deben colocarse a unos 4 metros de tus oídos, lo que no es posible en habitaciones de tamaño mediano.

5. ¿Se necesita un subwoofer?

El parlante de un subwoofer de estudio es más grande que el de los altavoces convencionales. Por lo tanto, asegura una difusión impecable de los bajos. Sin embargo, si es importante para tu trabajo obtener un sonido neutro (lo que recomendamos en la mayoría de los casos), entonces estos subwoofers no son recomendables para estudios de tamaño medio.

Luego, debes tener en cuenta el estilo de música que mezclas. En la música electrónica, el bajo juega un papel importante, pero mucho menos para el pop y el rock.

6. Conexiones: XLR, JACK, RCA o USB?

XLR: balanceada, por lo que no tiene ningún problema con cables largos.
Jack de 6,35 mm: a menudo es una entrada TRS balanceada (como la XLR). El cable debe estar equipado con un conector TRS (estéreo). También se puede usar un cable TS (mono), pero la señal no será balanceada.
RCA: no-balanceada, cuando los cables son cortos, no será un problema. Los dispositivos de alta fidelidad y los mezcladores de DJ a menudo están equipados con este tipo de conexión.
Jack estéreo de 3.5 mm: conveniente para conectar un dispositivo con una salida mini-jack, como una computadora portátil o móvil.
USB: sabia elección si no tienes una interfaz de audio. El sonido de la salida de audio de una computadora a menudo es de baja calidad, es mejor usar el puerto USB para enviar la señal a los monitores.

7. ¿2 o 3 vías?

Un monitor de 2 vías tiene dos parlantes, un tweeter para agudos y un woofer para medios y bajos, que generalmente es suficiente para productores principiantes y profesionales.

Un monitor de 3 vías está equipado con tres parlantes. El rango medio y el bajo se transmiten por separado, lo que brinda un espectro más amplio y más detalles. Sin embargo, tendrás que instalarlo más lejos de tus oídos para disfrutar de un sonido fiel.